viernes, 13 de marzo de 2015

4to carnaval de Unidos por el río en la costa de Vicente López



En la cálida tarde del pasado sábado 7 de marzo, los vecinos de Vicente López disfrutaron de su 4to. carnaval independiente en el Paseo de la Costa. Desde las 16 hs comenzamos a congregarnos en San Martín y la costa,entre los cientos de familias que se recreaban en el paseo público, difundiendo animada música y amena locución cargo del taller de radio de "La Galpona".
 
https://images-blogger-opensocial.googleusercontent.com/gadgets/proxy?url=http%3A%2F%2F2.bp.blogspot.com%2F-mGz1bmbsR4k%2FVQMKKFZaptI%2FAAAAAAAABKE%2Fn8WPdRuMuqo%2Fs1600%2F20150307_184754.jpg&container=blogger&gadget=a&rewriteMime=image%2F*El acceso no había sido sencillo: los cancerberos guardianes del Intendente Macri intentaron vanamente impedir que los vecinos de "unidos por el rio" accedieran al paseo público, impidiendo la circulación libre como la ley manda e intentando labrar actas imaginarias por caminar y respirar en el Paseo de la Costa. Pero fue inútil: la convicción en el derecho propio, las ganas de divertir la tarde, el placer de birlar la impunidad y matonismo del "primo" y sus sabuesos, y la masiva presencia de cientos de vecinos que observaban con serenidad las amenazas del accionar policial, lograron quebrar las barreras y controles ilegales. En esta situación operó con sapiencia el concejal Carlos Roberto.
 
Se decoró el sambódromo donde desfilarían las murgas, con carteles en defensa del Paseo de la Costa, denunciando los intentos de construir un Shopping en 7 hectáreas públicas y una Subestación Eléctrica en la zona para darle energía al mismo y no a los vecinos.

La tarde discurrió entonces con alegría, yoga, taller de teatro, estampa de remeras,  buena música, potente sonido, agua fresca y tortas, mate y pepas, familias y solos, parejas y grupos, jóvenes y veteranos, anchos y angostos, ellas y ellos, todas y todos.

 
Se sucedieron entonces los distintos grupos musicales como el conjunto de 10 sikus  de La Galpona, que interpretó alegres ritmos andinos.
 
Después la “Murga de la Galera”  (de San Fernando) arrancó con mucha fuerza despertando el interés masivo de muchos vecinos paseantes de la costa.
La murga “Los Soñadores de la Ribera” (del bajo San Isidro) lució su estilo y la masiva presencia de niños en su composición.
Por último la murga “Qué Pacha Mama” (de Olivos) brindó sus coreografías bien afiatadas y acrobáticas. Las letras de sus canciones marcaban su perfil autónomo, popular y festivo.

Ya cerrando la tarde un enorme globo naranja lunar besaba el horizonte y nos enviaba una gratificante brisa fresca.














No hay comentarios:

Publicar un comentario