jueves, 8 de junio de 2017





YRIGOYEN  Y EL VIAL COSTERO , PASEO DE LA COSTA DE VICENTE LOPEZ, BUENOS AIRES. 

CONVOCA Y ADHIERE : UNIDOS POR EL RÍO DE VICENTE LOPEZ.

lunes, 29 de mayo de 2017


Vicente López: estudiantes visitan el último pulmón de la costa que el Municipio quiere privatizar

Las visitas guiadas son realizadas por vecinos y jóvenes de Todxs por el Yrigoyen, un colectivo que busca proteger el terreno de 9 hectáreas y su flora y fauna autóctonas. Unos 200 alumnos del La Salle inauguraron las visitas de escuelas, para concientizar sobre la importancia de preservar el lugar natural y de resistir al avance de los negocios inmobiliarios.
 


El colegio La Salle de Florida y el vial costero de Vicente López están separados por treinta cuadras de distancia. Pero tienen una característica en común: los une la avenida Yrigoyen en una línea recta. Aunque desde hace poco están aún más cerca: unos 200 alumnos de sexto grado de primaria y varios maestros inauguraron las visitas de escuelas a El Yrigoyen, en una de las tantas actividades que empezaron a llevar adelante los y las jóvenes del colectivo Todxs por el Yrigoyen, que vienen protegiendo desde principios de 2015 al último pulmón de naturaleza del distrito. Se trata, por caso, de un terreno de 9 hectáreas a orillas del Río de la Plata, lleno de flora y fauna nativa, pero que se encuentra amenazado por los intereses inmobiliarios.
Por eso, los alumnos del La Salle no sólo recibieron información sobre la flora autóctona y las 154 especies de aves, reptiles y mamíferos –algunas en peligro de extinción— que habitan el lugar, sino que también hablaron y reflexionaron acerca de la importancia de preservar un pulmón verde en el Municipio y resistir ante el avance de los negociados de cemento.
“Primero empezamos a hacer visitas guiadas a la gente. Surgió esta idea porque justamente es una forma de acercarle a los vecinos un área que es pública y que se puede venir a disfrutar”, dijo Alejandro Benatar, integrante de Unidos por el río -organización que también colabora en la protección del lugar- a El Argentino ZN. En una de las recorridas participó una maestra del La Salle y la propuesta fue espontánea: a los pocos días ya preparaban la visita de los alumnos. Tuvieron varias reuniones donde acordaron en como lo iban a llevar a cabo: decidieron hacerlo en tres fechas con setenta chicos en cada visita. Después, se pusieron de acuerdo que con el material y la información que recolectaran, trabajarían en el aula ciertos conceptos: “Dónde está la naturaleza en nuestro barrio; Cómo se transforma el espacio con el tiempo; ¿Que costa queremos?”.
En cada visita dividieron a los alumnos en dos grupos. Mientras unos visitaban el área natural, los otros recorrían el sector parquizado del paseo costero. Después de 45 minutos –
las guías duraron una hora y media— intercambiaban de lugares. “Para crear conciencia sobre la importancia de la preservación tomamos mucho de la disciplina que se llama educación ambiental”, resaltó Benatar. Él es guía dentro de la reserva y comentó que las explicaciones que dieron fueron adaptadas para los chicos de once años.
En el recorrido, mostraron los tres ecosistemas que componen al lugar: el talar, más cercano a la entrada y al asfalto del vial costero; el pastizal, que ocupa la mayor parte de la tierra del predio; y por último la selva ribereña, a los márgenes del arroyo Yrigoyen y del río. “Lo importante es enseñar y describir lo que es el lugar –comentó Benatar y concluyó con una frase de Ricardo Barbetti, experto e investigador en el cuidado del ambiente—. No se puede respetar lo que no se conoce”.
“Fuera del predio y en el área parquizada profundizamos en la parte social y los avances inmobiliarios”, dijo Ignacio, integrante de Todxs…, a El Argentino ZN. Una de las preguntas clave de la visita fue si sabían hasta donde llegaba el río hace treinta o cuarenta años. Y también, si conocían cómo estaba formado el suelo en el estaban parados. De esa manera, aprovecharon para relatar la historia de cómo se avanzó sobre la ribera para formar El Yrigoyen. El Club Obras Públicas fue el encargado de rellenar con sedimentos el terreno. Avanzaron con descargas de materiales hasta que un fallo de 2008 del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo N° 1 de San Isidro condenó a la institución a detenerse. En ese momento el predio se abandonó y la naturaleza se recuperó y pobló el espacio con flora y fauna autóctona.
En el área parquizada, se sentaron en una ronda sobre el denominado playón del vial costero. Ignacio remarcó la importancia de hacer un círculo para tratar de romper un poco con el modelo clásico de enseñanza en el que “uno sabe y el resto escucha” y poder estar más abiertos al debate. De esa manera, los estudiantes intercambiaron opiniones sobre el espacio público y cómo debería cuidarse.
-¿Qué es un vecino?, fue una de las preguntas que se hicieron
-Alguien que vive cerca, respondió un alumno
Los y las jóvenes de Todxs por el Yrigoyen aclararon que en el predio había mucha gente que vivía en capital o en zona sur y sin embargo, ellos los consideraban vecinos. Después de compartir sus opiniones, lo definieron como “un amigo y alguien que puede dar una mano”. Además, hablaron sobre el avance de los negociados edilicios y los problemas que hubo en la costa, como la descarga de escombros ilegales y los cacheos que prohibió la justicia. Ignacio contó el ejemplo de una acción vecinal individual: contó sobre César, un vecino carpintero del barrio de Belgrano que plantaba a la altura de la calle Arenales, hasta que falleció en 2015. Recordó que a cada planta le ponía un balde para que cuando pasaran las bordeadoras no les lastimaran el tronco. Cuando pasaban por el lugar, Ignacio les mostró a los chicos los árboles grandes llenos de hojas que daban sombra y en uno de ellos un cartel en el que se leía: “El bosque de César”.
Una de las tareas que tenían los alumnos era anotar todo lo que pudieran sobre las plantas y los animales. Pero un estudiante escribió en una hoja una definición que se corría de las explicaciones biológicas. El chico fue uno de los pocos que anotó algo cuando un vecino que pasó por el lugar aportó a la visita con un recuerdo: que en San Martín y el río habían hecho una plantación hace más de quince años en conmemoración a los combatientes de la Guerra de las Islas Malvinas. “Cada árbol es un caído de Malvinas”, leyeron después en su cuaderno. No era el nombre de una flor ni una especie de pájaro, pero el colectivo Todxs por el Yrigoyen concordó en que lograron uno de sus objetivos: “Ojalá sea la primera de una larga lista de escuelas que vengan a conocer el lugar”.
fuente: https://www.elargentinozn.com.ar/2017/05/24/vicente-lopez-estudiantes-visitan-el-ultimo-pulmon-de-la-costa-que-el-municipio-quiere-privatizar/

jueves, 9 de marzo de 2017

el carnaval de los vecinos

Vicente López: carnaval en defensa del Yrigoyen, el predio costero que quieren privatizar

El predio de 9 hectáreas ubicado en Yrigoyen y el río es cuidado por los vecinos desde hace años. Hace un mes fueron echados por Gendarmería y todo indica que el municipio pretende utilizarlo para un emprendimiento inmobiliario. Un festejo de resistencia y plantación colectiva.
 
Imágenes integradas 2

Radio abierta. Foto: facebook Unidos por el Río






Imágenes integradas 3

Imágenes integradas 4

miércoles, 1 de marzo de 2017

Carnaval de los vecinos en el rio

como todos los años, este sábado 4 de marzo vamos a festejar el sexto carnaval de l@s vecin@s en el río.

Este año vamos a festejarlo junto a la plantación colectiva "Juntos somos un bosque", en una jornada que empezará desde el mediodía con actividades de plantación y educación ambiental, para continuar a partir de las 17 con murgas, y toda la fiesta del carnaval.

L@s esperamos en Yrigoyen y el río - Vicente López



jueves, 23 de febrero de 2017

Imágenes integradas 1


Vicente López: volvieron los cacheos ilegales al río

La Justicia los declaró ilegales en 2015 y el Municipio tuvo que terminar con las requisas para entrar al Vial Costero, un espacio público y abierto. Unidos por el Río denuncia que policías y municipales volvieron a controlar bolsos y mochilas con amenazas a los visitantes que se niegan a hacerlo.
 
La Justicia de San Isidro declaró en marzo de 2015 que las requisas y los cacheos que la municipalidad de Vicente López ordenaba en el vial costero eran ilegales. Fue después de la presentación de un habeas corpus por parte de la asamblea Unidos por el Río, el Foro por el Ambiente y la Salud del municipio y la ONG Naturaleza por Derechos. Los integrantes de las organizaciones decidieron judicializar el problema después de dos casos que los conmovieron: por un lado, el de una mamá que estuvo en la comisaría separada durante siete horas de su nena de tres años y terminó con una causa armada por desacato a la autoridad; y también, el de un joven que los agentes detuvieron por resistirse a ser revisado, lo desvistieron a punta de pistola y amenazaron con violarlo. Ahora, Unidos por el Río denuncia que el control municipal en la costa volvió, una metodología que a pesar de la orden judicial también se había repetido en enero de 2016. “Quieren controlan el espacio público: te ponen un límite físico como si estuvieras entrando a un lugar”, dijo Alejandro Benatar, de Unidos, a El Argentino ZN.
El grupo de vecinos que presentó el habeas corpus a principios de 2015 escribió: “Las requisas se realizan en retenes dispuestos sobre todas las arterias que conducen al Vial Costero, transformando el acceso al mismo en un ingreso a un lugar privado”. El titular del Juzgado de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Abel Díaz, hizo lugar al pedido e intimó a la Municipalidad a “adecuar las conductas contrarias a la ley a los parámetros especificados en el ordenamiento legal”. El municipio apeló y en octubre de 2015 los jueces Mario Eduardo Kohan y Ricardo Maidana de la sala VI de la Cámara de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires rechazaron la apelación y declararon que la intendencia de Vicente López incurría en “afirmaciones dogmáticas” y que era “improcedente” en el recurso interpuesto. A pesar de todas las resoluciones de la Justicia, en el verano de 2016 el gobierno de Jorge Macri volvió a ordenar los cacheos ilegales y para Unidos por el Río, en 2017 volvieron “con más fuerza”. Según la organización vecinal, la causa está a la espera de una sentencia de la Corte Suprema provincial.
“La explicación que dan ellos es que le piden colaboración a los vecinos en las requisas. Pero si la persona se niega a mostrar sus pertenencias, llaman a la Policía y los llevan a la comisaría. Entonces, ¿dónde está lo voluntario?”, se preguntó Benatar. Con Unidos por el Río repartieron volantes en los que hacen un repaso de la historia de los cacheos ilegales. Explican cada momento del ida y vuelta judicial con el municipio como si fueran actos de una obra de teatro. Y detallan también las tres reglas básicas que alguien que va al vial costero debe saber: “Ningún funcionario público puede exigirte que le muestres tu bolso, mochila, cartera, heladera portátil o realizarte un cacheo. Para hacerte esto tiene que haber una orden judicial. El personal policial solo puede hacerlo si comprueba que estás vinculado a un delito”.
“NINGÚN FUNCIONARIO PÚBLICO PUEDE EXIGIRTE QUE LE MUESTRES TU BOLSO O REALIZARTE UN CACHEO. PARA ESO TIENE QUE HABER UNA ORDEN JUDICIAL”
Los agentes de la patrulla municipal caminan el río de Vicente López cerca de los jóvenes que van a recrearse en los días soleados. Los policías se detienen al lado de las lonas o las rondas de mate. La mayoría de las veces, gritan antes de saludar o preguntar qué bebidas toma la gente: “No se puede tomar alcohol acá”. Sin embargo, el fin de semana pasado se festejó el Burger Fest en Urquiza y el río. La intendencia permitió la realización del evento gastronómico que instaló food trucks que no sólo vendían agua y gaseosa: levantaron un patio cervecero y hubo camiones que ofrecían vino y coctelería. En 2016, hubo una feria similar en el mismo lugar que también vendía bebidas alcohólicas. “Cuando te revisan ponen como excusa el alcohol, pero lo que quieren es controlarte. Te vas acostumbrando que estás entrando o dentro de un lugar. Después un día lo cierran para un evento privado y al final naturalizas que no te dejen pasar a un espacio público”, definió Benatar.
Las últimas propagandas de la municipalidad invitan a los vecinos a disfrutar de shows en vivo y a vivir el Carnaval en Vicente López. En las publicidades se repiten dos referencias: “paseo de la costa” y “gratis”. “Decir que no tenés que pagar para ir a un espacio público es como ponerle precio y regalártelo”, aseguraron desde la asamblea Unidos por el Río. Y Benatar concluyó que esa política no los sorprende: “Sobre la costa están avanzando con negocios privados como el shopping de la empresa Al Río SA. También intentaron hacer un amarradero en el arroyo Raggio pero con lucha lo pudimos frenar. Por eso no nos parece casual que quieran ejercer un control y demostrar que tienen poder”.

jueves, 16 de febrero de 2017

Nosotrxs tenemos la razón; ellos, la fuerza.


El pasado miércoles 8 de Febrero a las 19:30hs nos encontrábamos reunidos, como tantos otros miércoles, en el predio de las 9 hectáreas situadas en Yrigoyen y el río (extremo norte del Paseo Costero). Vecinas y vecinos en asamblea abocados a cuidar este hermoso espacio natural que aloja a más de 153 especies de aves e incontables especies de plantas.
Lamentablemente ese día, no pudimos terminar la asamblea. Se presentaron efectivos de Prefectura, Policía Municipal y Policía de la provincia a desalojar el predio. Un desmesurado operativo de 7 camionetas de la Patrulla de Vicente López, 4 motos y cerca de 40 efectivos policiales de a pie. Todo este despliegue para desplazar a 25 personas reunidas pacíficamente en un lugar público, amenaza mediante de requisarnos y de la consabida averiguación de antecedentes, con el pretexto de que era por razones de seguridad. En un clima de creciente tensión, decidimos retirarnos. Luego de esto, el predio fue encintado para impedir el libre acceso.
Estamos en estado de asamblea permanente y necesitamos de todo el apoyo posible por parte de todxs lxs vecinxs, en esta causa que es la defensa del espacio público y natural, que se multiplica a lo largo de toda la costa del Río de la Plata. Queremos un Río para todos y todas, aunque parece ser que este no es el plan oficial.

Crónica de lo sucedido:

Las jornadas de trabajo voluntario para poder disfrutar del lugar en forma segura, en armonía con la naturaleza y cuidando la flora y la fauna autóctonas, las inició el grupo “Activos por un Río Natural” hace ya dos años. Hoy somos muchxs lxs vecinxs que acompañamos la iniciativa.
El miercoles pasado a las 21:43hs, nos encontrábamos finalizando la asamblea, cuando apareció un policía sin identificación pidiendo que nos retiremos del lugar. Le pedimos que se identificara y así lo hizo. El prefecto Alario de buena manera nos pidió que nos retirásemos. Nos dijo que el predio había pasado de Nación a manos del Municipio la semana pasada. Este último no quería que estuviera nadie allí por motivos de seguridad. Nosotrxs manifestamos que donde estábamos era un lugar público y que teníamos, como ciudadanos libres, derecho a permanecer. El prefecto informó esto por radio.
La discusión continuó largos minutos en creciente tensión y con amenazas por parte de los oficiales de requisarnos y de iniciar averiguación de antecedentes. De nuestra parte sostuvimos que era ilegal porque no estábamos en ninguna actitud sospechosa ni cometiendo un delito (además de invocar el fallo a favor de los vecinos de un Juez del Tribunal de Casación de San Isidro que determinó, hace ya más de un año, que las requisas en el Vial Costero de Vicente López son ilegales). Los efectivos sostenían que podían requisarnos en cualquier momento. Finalmente otro policía con bastantes malos modos nos concedió 20 minutos más en el lugar para poder terminar la reunión bajo la amenaza de que iba a volver y no quería vernos por ahí.
Eran 22:20. Nos dispusimos a concluir la reunión mientras juntábamos nuestras cosas, cuando ingresaron al área de la asamblea entre 7 y 10 efectivos más (los primeros no habían terminado de irse). Uno de ellos se identificó como el oficial a cargo (por supuesto sin dar su nombre y apellido) y muy prepotentemente dijo que teníamos que desalojar el lugar inmediatamente porque sino él tenía que informarlo y no tenía ganas de escribir. El acuerdo de 20 minutos había quedado nulo. El tono violento del oficial y las acotaciones no menos intimidantes de los efectivos circundantes nos llevaron a la decisión de retirarnos rápidamente. Al llegar al final del sendero, nos encontramos con un operativo desmesurado que incluía 7 camionetas de la Patrulla de Vicente López 4 motos y cerca de 40 efectivos policiales. Un ridículo despliegue del Municipio de Vicente López para desplazar a un grupo de ciudadanos de un espacio público (porque sea de la Nación o del Municipio SIGUE SIENDO PÚBLICO). Vecinxs sin ninguna otra intención más que debatir mejores formas de cuidar la naturaleza y hacer actividades educativas. Nosotras y nosotros teníamos la razón; ellos, la fuerza.







Policías y negociados sobre el último pulmón de naturaleza en la costa de Vicente López

El predio de 9 hectáreas está ubicado en la intersección de Yrigoyen y el río, y mantiene la vegetación y la fauna originaria de la ribera del Río de la Plata. Vecinos y organizaciones cuidan el espacio desde hace años y quieren convertirlo en reserva, pero esta semana un gran despliegue policial los echó y cerró el acceso. Temor por nuevos avances inmobiliarios.
 

Nicolás y Joaquín forman parte de un grupo de jóvenes que hace más de dos años trabaja y cuida Yrigoyen y el río. Cuando ellos mencionan la intersección, no se refieren a la rotonda en el vial costero de Vicente López: hablan de un predio de nueve hectáreas que se encuentra a pocos metros del asfalto y que mantiene la vegetación y la fauna originaria de la ribera del Río de la Plata. Allí, ellos hacen senderos, construyen con materiales reciclables y se encargan de que la gente que va de visita tome conciencia. “Nuestra idea es que esto se pueda transformar en una reserva pero que no cierre. Que los vecinos puedan interactuar con la naturaleza siempre”, explica Nicolás a El Argentino ZN.
El miércoles a la noche se encontraban en asamblea para preparar un festival y visitas guiadas al lugar. Había más de veinte personas que escuchaban y daban sus opiniones entre los pastizales. Pero pararon cuando vieron luces azules que se acercaban. Unos segundos después, un mayor de Prefectura apareció por un camino y ni se presentó: “Ustedes no pueden estar acá -les dijo-. Se tienen que ir”. Ellos explicaron que eso era un espacio público y el oficial amenazó con empezar a requisarlos y proceder a la averiguación de antecedentes. Recién cuando todos salieron se dieron cuenta del despliegue policial: siete camionetas de la patrulla municipal, cuatro motos y casi 40 agentes.
“NUESTRA IDEA ES QUE ESTO SE PUEDA TRANSFORMAR EN UNA RESERVA PERO QUE NO CIERRE. QUE LOS VECINOS PUEDAN INTERACTUAR CON LA NATURALEZA SIEMPRE”
Con una cinta celeste frenaron el acceso al lugar. El oficial de Prefectura les explicó a los que estaban en la asamblea que el predio había sido traspasado de Nación al municipio de Vicente López hacía una semana y que dentro de unos días lo iban a cerrar definitivamente. Y también les indicó que era un lugar peligroso porque se podía incendiar. “Eso es medio contradictorio. Cada vez que pasó algo que afectó a la conservación del lugar, nosotros nos encargamos de solucionarlo”, relata Joaquín.
Sobre el misterioso traspaso del predio de Nación a Provincia todavía no hay noticias. No está publicado en el Boletín Oficial y tampoco llegó al Concejo Deliberante. En diálogo con El Argentino ZN, el ex concejal socialista Carlos Roberto, quien viene denunciando el avance inmobiliario en los terrenos de la Costa, confirmó que ese predio pertenece a la Administración General de Puertos (AGP), una dependencia nacional. Y que desde hace varios años el Municipio viene intentando su traspaso, sin éxito. “Hubo varios proyectos, pero nunca se cedió. Ahora que el Intendente (Jorge Macri) es el primo del Presidente (Mauricio Macri), todo es posible”, señaló, al asegurar que no descarta que ese traspaso esté negociándose. Y agregó: “Lo preocupante es que siempre hay un negocio inmobiliario detrás de estos movimientos. El lugar todavía se mantiene intacto porque el Municipio no lo pudo tocar”.

Senderos creados por vecinos.

En enero empezó la construcción de un conducto pluvial sobre el boulevard de la avenida Yrigoyen financiado por la Provincia de Buenos Aires. Rompieron las calles y las veredas para cambiar los caños subterráneos. Los camiones con la tierra extraída entraron al predio, marcaron con las ruedas un camino directo hacia la costa del río y descargaron materiales allí mismo y sobre la vegetación. El grupo de vecinos ya consolidado fue a hablar con el encargado de la obra, le explicaron la riqueza del lugar y cómo podía afectar a las especies nativas e hicieron un acuerdo: el contratista prometió depositar la tierra sólo en la entrada y pidió perdón. Además, los jóvenes pararon un incendio la noche del 31 de enero. Cuatro personas vieron chispas a unos metros de donde estaban y después llamas de fuego. Primero llamaron al 911 y luego llenaron baldes con agua. Pero no se pudieron acercar mucho porque el incendio ya era demasiado grande. Un camión de bomberos no bastó y tuvo que ir un refuerzo. “No sabemos qué hubiera pasado si no estábamos cuidando”, recuerda Joaquín.
“Cuando empezamos, hacías un pozo, plantabas algo y no crecía. No entendíamos por qué y fuimos aprendiendo a la fuerza”, cuenta Nicolás. Ellos se empezaron a meter entre la vegetación, cardos que pinchaban y plantas que los raspaban, para buscar los mejores caminos. Se abrieron paso e hicieron senderos no solo para llegar a un lugar, sino como cortafuegos: si se incendia un pastizal no se propaga a otra parte del predio. Los recorridos quedaron marcados por adoquines en los costados. “Todo a mano”, dice Nicolás, y agrega que lo máximo que se puede transportar son entre tres y cuatro adoquines con los dos brazos. En los caminos más cortos hay más de cien piedras acomodadas.
El predio limita lateralmente con el Círculo Naval. También linda con el Club Obras Públicas, que fue el encargado de ganarle el terreno al río con relleno de sedimentos hasta que un fallo de 2008 del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo N° 1 de San Isidro condenó a la institución a detener la descarga de materiales. “La intendencia municipal de Vicente López viene ejecutando desde el año 1988 actos depredatorios sobre toda la faja costera de su jurisdicción, descargando y permitiendo arrojar, miles de toneladas de todas clases de residuos”, resalta en su resolución el juez José Abelardo Servin.
El miedo a que se inicie un negociado inmobiliario como el shopping de Laprida y el río está latente. Joaquín lee un informe desde su celular y cita a Ricardo Barbetti, investigador en cuidado del ambiente, para dejar en claro lo que ellos quieren: “Un espacio para recrear y aprender para todos. Es escaso en la zona y la gente lo aprecia. Es necesario no innovar para detener la destrucción, dejar que la naturaleza vuelva a su esplendor, plantar especies nativas, hacer senderos”.
Mucha gente se acercó a Yrigoyen y el río a mediados de 2016 para ayudar. Estudiantes de agronomía, de biología, especialistas en permacultura. Y también, diferentes organizaciones que se dispusieron a ayudar: Unidos por el Río, Juntos somos un bosque, el Vivero Comunitario de Ciudad Universitaria (VICCU) , Club de Observadores de Aves (COA) de Vicente López Un árbol para mi vereda y el Grupo de educación y conservación ambiental (Geca). A fines del año pasado, el COA Vte Lopez hizo un relevamiento de las especies que hay en el predio: encontraron 153 hasta el momento, algunas en peligro de extinción.
Nicolás y Joaquín explican que antes al predio lo llamaban Camino de Maleantes. Cuando ellos empezaron a ir no iba mucha gente porque le daba miedo, y los únicos que pasaban con sus equipos eran los pescadores. Rodolfo es un fotógrafo de aves y necesita transportar siempre un equipo caro y pesado para hacer su trabajo. Antes de que el grupo de jóvenes se hiciera cargo del lugar, no se animaba a entrar y sacaba fotos sobre el cemento del vial. Ahora, dice que no tiene problema en ir de mañana, tarde o noche solo para estar entre la naturaleza: “No se puede perder esto”.
fuente: http://elargentinozn.com.ar/2017/02/11/policias-y-negociados-sobre-el-ultimo-pulmon-de-naturaleza-en-la-costa-de-vicente-lopez/

viernes, 13 de enero de 2017

actividades en el arroyo Raggio

Este Domingo 17hs nos reunimos a festejar en el Arroyo Raggio todo lo logrado en este largo recorrido, con el empuje de los vecinos en defensa de la vida y los espacios públicos!

Acercate a compartir este festejo con plantada, recorrida por el arroyo, avistaje de aves y reconocimiento de flora nativa entre otras actividades!



¿Por qué festejamos?

Allá por marzo de 2016 l@s vecin@s siempre alertas al avance de los negocios inmobiliarios sobre el espacio publico y verde de nuestra costa, nos encontrábamos con el primer desmonte realizado por máquinas sobre la vegetación del Arroyo Raggio, el último arroyo de aguas cristalinas de Vicente López, refugio de vida y uno de los límites naturales del partido. 

Fue así que empezamos a recabar información para lograr la protección de este curso de agua. Empezamos pidiendo un informe a la Municipalidad de Vicente López por esta obra y por el espantoso muro que impedía (e impide) el acceso al arroyo público, pero el municipio decía desconocer a los responsables de dichas obras. Luego nos enteraríamos que esta acción ilegal había sido perpetrada por el Círculo de la Policía Federal (con la complicidad del municipio de Vicente López y del gobierno de CABA), que estaba ocupando ilegalmente ese terreno con el objetivo de privatizarlo, dragarlo y construir amarras para embarcaciones.

A pesar de los festivales, plantadas, relevamientos y actividades varias que organizamos para visibilizar el ecocido, el Círculo Policial (CPF) avanzó nuevamente con la destrucción del Arroyo en el mes de noviembre. En respuesta los vecinos nos autoconvocamos en el lugar, logrando frenar las topadoras con nuestros propios cuerpos. Acompañamos la acción directa con la presentación de una medida cautelar. La respuesta de los deforestadores (CPF, CABA, Municipalidad de Vicente López) fue intentar hacer caer la acción judicial, organizando una plantada junto a otras ONGs y colectivos, que actuando de buena fe participaron de la misma, desconociendo el trasfondo. 

Finalmente la justicia nos dio la razón protegiendo la vida y el acceso público al Arroyo, demostrando que si los vecinos nos comprometemos, podemos preservar los espacios públicos y derrotar a los negociados. Por este motivo hoy queremos festejar esta pequeña gran victoria, sin perder de vista todos los espacios públicos que hoy peligran, como las 7 hectáreas públicas concesionadas a un $hopping, o las 9 hectáreas de Yrigoyen y el río. Pero esas son otras batallas en las que tod@s debemos unirnos y comprometemos. Hoy decimos, salud... El RAGGIO NO SE TOCA!!!

Asamblea Unidos por el rio

Facebook: asamblea unidos por el río

miércoles, 11 de enero de 2017

Están destruyendo el predio de Yrigoyen y el Río. 

Varios camiones están tirando tierra y escombros en el predio destruyendo la vegetación y afectando a las más de 150 especies de aves que habitan o pasan por el lugar, que es parte de un corredor biológico junto con el Arroyo Raggio, la reserva de Vicente López, San Isidro y Costanera Sur y Norte, entre otros.

Y la municipalidad otra vez no hace nada para impedir la destrucción de un espacio que es público, y apaña a quienes realizan estos rellenos ilegales. 

Convocamos a tod@s l@s vecin@s a defender este maravilloso lugar y evitar que la costa pública se convierta nuevamente en un basurero o un cementerio de autos para luego destinarse posiblemente a mega-emprendimientos inmobiliarios privados.


Asamblea en Yrigoyen y el río, miércoles 11 de enero a la 19.30 horas.



lunes, 2 de enero de 2017




La Justicia escuchó a los vecinos y frenó las obras en el arroyo Raggio

Una medida cautelar ordenó retirar las topadoras e interrumpir las obras en el arroyo de Vicente López, tal como reclamaban desde la asamblea Unidos por el Río. Un logro en medio de una larga lucha, impulsada por quienes defienden los derechos ambientales de la comunidad.

La asamblea Unidos por el Río frenó las topadoras que avanzaban sobre el arroyo Raggio el 22 de noviembre. Los integrantes de la organización se pusieron delante de las máquinas contratadas por el Círculo de la Policía Federal (CPF) y no las dejaron seguir. Ese día pusieron el cuerpo y consiguieron una victoria. Y, hace una semana, empezaron otra batalla: presentaron un recurso de amparo para el cese definitivo de la construcción sobre el curso de agua. Ayer, la Justicia porteña dictó una medida cautelar para que el CPF frene las obras y retire las topadoras del Raggio, en el límite de la Ciudad de Buenos Aires y Vicente López.
“El fallo es muy importante. La Justicia da el marco de protección que nosotros conseguimos hasta ahora con las movilizaciones. Nos da tranquilidad”, dijo Alejandro Benatar, integrante de la asamblea Unidos, a El Argentino ZN.
La jueza Alicia Bibiana Pérez, titular del Juzgado Civil y Comercial Federal N 7 porteño, ordenó al CPF que se abstenga de realizar cualquier obra de dragado, ensanchamiento, entubamiento y alteración del ecosistema del Arroyo Raggio: “Como así también tala de árboles, removimiento de tierra, disminución del terreno absorbente, modificación de la topografía, deforestación y arrasamiento de vegetación dentro del corredor biológico, en el tramo que comprende desde la Avenida General Paz hasta su desembocadura del Río de la Plata”.
“LA JUSTICIA DA EL MARCO DE PROTECCIÓN QUE NOSOTROS CONSEGUIMOS HASTA AHORA CON LAS MOVILIZACIONES. NOS DA TRANQUILIDAD.”
Para la resolución judicial, la jueza citó el artículo 41 de la Constitución Nacional y los artículos 1 y 4 de la Ley 25.675 General del Ambiente. “Se arrimó un dictamen de Carlos Ignacio Borón, Licenciado en Biología y Doctor en Química, que refleja la biodiversidad del lugar y los servicios ambientales que brinda. El derecho ambiental es de naturaleza esencialmente preventiva, de adecuación de procedimientos anticipatorios”, señaló Pérez en su fallo.
Antes de conocerse la medida cautelar, el CPF y el gobierno porteño -a través de la Agencia de Protección Ambiental- hicieron una plantada de 200 árboles el último martes. Junto a otras organizaciones, repusieron vegetación que había sido arrasada a lo largo de las orillas. Para Unidos por el Río fue una lavada de cara de la Policía, pero también un logro. Aunque aclararon que no es la recompensación necesaria. “Queremos que haya una reparación integral”, exigieron desde la asamblea.

El Raggio es un arroyo de aguas pluviales y transparentes y a su alrededor se ha formado un humedal con selva en galería. Tiene distintas especies de plantas que los especialistas que forman Unidos saben diferenciar: ceibo, sauce criollo, curupí. En 2015, el gobierno porteño le cedió los terrenos al CPF en un intercambio. En una publicación de la página del club explicaron el proyecto que tenían para el lugar: “Desmalezamiento y parquización del área. Construir una guardería en el predio para uso de asociados y otra guardería para usuarios no socios”. Las topadoras contratadas por la institución policial ya tiraron abajo parte de la vegetación de la ribera. Y avanzaron también sobre los márgenes que corresponden a la provincia.
Antes se pensaba que el Raggio dividía el partido bonaerense con la Ciudad. Pero ahora se sabe que no: los integrantes de Unidos consiguieron las planchetas del municipio. El límite es una línea recta imaginaria que se traza a partir de un punto marcado sobre la avenida Raúl Alfonsín. Si se sigue su curso, después del puente multicolor que conecta las dos jurisdicciones, el arroyo hace una curva y queda dentro de Vicente López hasta su desembocadura en el Río de la Plata. Son 10.000 metros cuadrados de superficie.
“Antes del cruce, pertenece a la Ciudad. Igual, la Policía no tiene la propiedad del terreno ni los papeles. Y aunque le hayan dado una especie de precontrato, nunca hizo una evaluación del impacto ambiental como exige la normativa. Así que las obras son ilegales”, explicó Fernando Cabaleiro, abogado de Unidos y coordinador de la ONG Naturaleza de Derechos -patrocinadora legal del recurso de amparo- a El Argentino ZN.
“Es un objetivo que vamos consiguiendo. Es un reconocimiento a la lucha. Igual ahora hay que cuidar la costa por el avance del negocio inmobiliario. Tenemos cerca el shopping de Al Rio SA y las torres”, advirtió Benatar. Y agregó que el fallo judicial que consiguieron demuestra que las cosas se pueden cambiar: “Mucha gente no participa de las acciones vecinales porque piensa que ya está todo arreglado, que es un negociado. Cuando nos comprometemos todos, se pueden transformar las cosas para bien”.
fuente: https://elargentinozn.com.ar/2016/12/27/amparo-para-frenar-las-topadoras-en-el-arroyo-raggio/

sumate a las asambleas vecinales
los días miércoles 20.30 hs en A. del Valle y Avellaneda - Florida

viernes, 30 de diciembre de 2016

Arroyo Raggio: la Justicia Federal frena las obras de dragado.



El Juzgado Civil y Comercial Federal Nro 7 a cargo de la jueza Dra Bibiana hizo lugar a la petición cautelar de la Asamblea Unidos por el Rio de Vicente López y ordena al Circulo de la Policía Federal Argentina, que se abstenga de realizar cualquier obra de dragado, ensanchamiento o entubamiento y /o alteración del ecosistema del Arroyo Raggio  como así también tala de árboles- , removimiento de tierra,  la disminución del terreno absorbente, modificación de la topografía,  deforestación y arrasamiento de vegetación en ambas márgenes del curso agua.


La medida cautelar se dicta en un proceso de amparo donde se reclama el cese del daño ambiental del Circulo de la Policía Federal sobre el corredor biológico compuesto por el Arroyo Raggio.


La resolución judicial tiene fecha del 29 de Diciembre de 2016. La Jueza señala que "la ley 25.675, dispone en su primer artículo, que en ella se establecen “...los presupuestos mínimos para el logro de una gestión sustentable y adecuada del ambiente, la preservación y protección   de   la   diversidad   biológica   y   la   implementación   del desarrollo sustentable”. El art. 4 señala los principios de la política ambiental, previendo en el cuarto párrafo el precautorio y estableciendo que frente   al   “peligro   de   daño   grave   o   irreversible   la   ausencia   de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”.


Asimismo la magistrada con acertado criterio sostiene que “el   derecho   ambiental   es   de   naturaleza esencialmente preventiva, de soluciones “ex ante” y no “ex post”; de la adecuación de los procedimientos anticipatorios, de las medidas autosatisfactivas,   cautelares   materiales,   innominadas   o   atípicas genéricas, donde encuentran en la cuestión ecológica, campo fértil de aplicación, por su utilidad, plasticidad, carácter provisorio, de pronta y urgente   justicia   de   acompañamiento”.


Para la procedencia de la medida cautelar, concretamente considero “En el caso, se ha arrimado un dictamen del Dr. Carlos Ignacio Borón, Licenciado en Biología y Doctor en Química, que refleja la biodiversidad del lugar en cuestión como así también los servicios ambientales que brinda (vid. fs. 13/18).A su vez, las  constancias  notariales  de fs. 5/11, dan cuenta   –en   parte-   de   las   obras   proyectadas   en   el   sitio.   Las informaciones sumarias de fs. 20/31, indican el uso y conocimiento de los   informantes   del   lugar,   como   así   también   de   los   hechos   allí ocurridos, lo que incluso se corrobora con la información periodística arrimada a la causa (vid. fs. 33/49”.


El Arroyo Raggio es el único curso de aguas transparentes que desemboca en el Rio de la Plata, y se encuentra ubicado en el límite de la Ciudad de Buenos Aíres y el Partido de Vicente López (Provincia de Buenos Aires).


Con esta orden judicial, el Arroyo Raggio se encuentra protegido, hasta tanto se resuelva la acción de amparo desde Naturaleza de Derechos, concluimos con nuestra praxis judicial ambiental del año 2016, con una excelente noticia, que iniciamos en Febrero con la sentencia de la Suprema Corte de Justicia, suspendiendo la actividad de Papel Prensa por el uso de millones de litros de agrotóxicos sin la previa evaluación de impacto ambiental.

Salud ! Asamblea Unidos por el Rio



Contactos:

Fernando 15.3864.0522
Carlos 15.4144.9192
Nestor 15.5118.9701








Texto de la sentencia cautelar que ordena su protección ambiental.


Poder Judicial de la Nación
JUZGADO CIVIL Y COMERCIAL FEDERAL 7

8469/2016
VENTURA, CRISTINA DEL CARMEN Y OTRO c/ CIRCULO DELA POLICIA FEDERAL ARGENTINA s/AMPARO

Buenos Aires, 29 de diciembre de 2016.- FGG

Tiénese presente la notificación formulada.

I.- Tiénese a los Sres. Ventura y Cabaleiro por presentados, parte y por constituido domicilio legal y electrónico.

En cuanto a los recaudos previstos en la Acordada 32/2014 de la CSJN, art. 3 del Reglamento de Registro Público de Procesos Colectivos, con lo expuesto a continuación y lo dispuesto por el art. 41 de la Constitución Nacional, considero admisible la acción colectiva que se pretende en estos autos. Con relación a la identificación en forma precisa del colectivo involucrado, corresponde señalar que son aquellos afectados por las obras que se indican en el arroyo Raggio y sus inmediaciones, en los términos del art. 41 de la Constitución Nacional y la ley 25.675. Respecto de la idoneidad del representante, la misma surge de lo dispuesto por el art. 30, último párrafo de la ley 25.675. Finalmente, respecto del procedimiento para garantizar la adecuada notificación de todas aquellas personas que pudieran tener un interés en el resultado del litigio, una vez cumplimentada la notificación que a continuación se ordena, al Registro Público de Procesos Colectivos, la parte actora deberá proponer las medidas que considere pertinentes a dichos fines.

Procédase a la comunicación dispuesta en la Acordada antes citada e imprímase al presente el trámite de la vía del amparo, y en consecuencia, requiérase de la demandada el informe en los términos del art. 8 de la ley 16.986. A tal fin líbrese oficio, el que deberá ser contestado en el plazo de cinco días, bajo apercibimiento de lo dispuesto en la norma citada. Adjúntese copia del escrito de inicio y documental acompañada.

II.- La parte actora requiere el dictado de una medida cautelar que consiste en que el Círculo de la Policía Federal Argentina, se abstenga de realizar cualquier obra de dragado, ensanchamiento o entubamiento y/o alteración del ecosistema del Arroyo Raggio, como así también tala de árboles, removimiento de tierra, disminución del terreno absorbente, modificación de la topografía, deforestación y arrasamiento de vegetación dentro del corredor biológico constituido por dicho curso de agua, en el tramo que comprende desde la Av. General Paz hasta su desembocadura del Rio de la Plata

Señalan que las obras y/o proyectos llevados a cabo por la demandada, requieren el cumplimiento del proceso de evaluación de impacto ambiental, el que consideran que será negativo atento que las mismas resultarían improcedentes, ya que importarían la desaparición del ecosistema constituido por el corredor biológico del Arroyo Raggio.

Asimismo, manifiestan que se ha omitido una instancia de participación ciudadana.

III.- Que primeramente corresponde recordar que el art. 41 de la Constitución Nacional dispone que “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengas los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales”.

A su vez, la ley 25.675, dispone en su primer artículo, que en ella se establecen “…los presupuestos mínimos para el logro de una gestión sustentable y adecuada del ambiente, la preservación y protección de la diversidad biológica y la implementación del desarrollo sustentable”.

El art. 4 señala los principios de la política ambiental, previendo en el cuarto párrafo el precautorio y estableciendo que frente al “peligro de daño grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”.

Se ha dicho que es un principio jurídico de derecho sustantivo, que obliga, una vez que se acredita el daño grave e irreversible, a actuar aún cuando exista una ausencia de información o certeza científica, debiéndose efectuar un juicio de ponderación con otros principios y valores en juego (del voto del Dr. Lorenzetti, Ricardo Luis, en el Recurso de Hecho en “Asociación Multisectorial del Sur en Defensa del Desarrollo Sustentable c/ Comisión Nacional de Energía Atómica”, del 26/5/2010).

En efecto, el derecho ambiental es de naturaleza esencialmente preventiva, de soluciones “ex ante” y no “ex post”; de la adecuación de los procedimientos anticipatorios, de las medidas autosatisfactivas, cautelares materiales, innominadas o atípicas genéricas, donde encuentran en la cuestión ecológica, campo fértil de aplicación, por su utilidad, plasticidad, carácter provisorio, de pronta y urgente justicia de acompañamiento (CAFFERATA, Néstor “El tiempo y las cautelares en el derecho ambiental”, L.L. 23/2/2007); siendo las medidas cautelares que se dictan una herramienta calificada para satisfacer la protección del medio ambiente, operando en salvaguarda y tutela de los derechos de los potenciales afectados, que sirve para evitar que justamente deba producirse una recomposición ambiental que en la mayoría de los casos resulta de imposible o dificultoso cumplimiento (GARCÍA TORRES, Mariana, “Las Cautelares Ambientales”, J.A. N° especial, año 2005, IV, p. 10 y 55).
IV. En el caso, se ha arrimado un dictamen del Dr. Carlos Ignacio Borón, Licenciado en Biología y Doctor en Química, que refleja la biodiversidad del lugar en cuestión como así también los servicios ambientales que brinda (vid. fs. 13/18).

A su vez, las constancias notariales de fs. 5/11, dan cuenta –en parte- de las obras proyectadas en el sitio. Las informaciones sumarias de fs. 20/31, indican el uso y conocimiento de los informantes del lugar, como así también de los hechos allí ocurridos, lo que incluso se corrobora con la información periodística arrimada a la causa (vid. fs. 33/49).

V. Teniendo en cuenta las circunstancias apuntadas precedentemente, a la luz del principio precautorio que –como se dijo-debe regir en el caso, considerando además, la finalidad que se persigue con las medidas cautelares, debiendo proceder con amplitud de criterio para su dictado, a fin de evitar la eventual frustración del derecho (CNF Civ. y Com. Sala II causas 4109 del l0.l2.85; 5237 del 5.6.87); entendiendo configurados los recaudos de verosimilitud del derecho y peligro en la demora con lo anotado precedentemente; considero que se verifican los requisitos para el dictado de la medida cautelar solicitada, debiendo los actores en forma previa, prestar caución juratoria en el expediente (vid. asimismo art. 32 segundo párrafo de la ley 25.675).

Por lo expuesto, RESUELVO: 1) Disponer que, de manera provisoria -y luego de prestar caución los actores conforme lo dispuesto más arriba-, el Círculo de la Policía Federal, deberá cesar en forma inmediata cualquier trabajo que implique el dragado, ensanchamiento o entubamiento y/o alteración del ecosistema del Arroyo Raggio, como así también tala de árboles, removimiento de tierra, disminución del terreno absorbente, modificación de la topografía, deforestación y arrasamiento de vegetación dentro del corredor biológico constituido por dicho curso de agua, en el tramo que comprende desde la Av. General Paz hasta su desembocadura del Rio de la Plata. 2) Asimismo, deberá informar, y en su caso, acreditar documentalmente las previsiones de la ley 25.675, especialmente lo dispuesto en los arts. 11 a 13 y 19 a 21. Líbrese oficio con habilitación de días y horas inhábiles al sólo efecto de su notificación, adjuntándose copia íntegra de la presente, quedando a cargo de la parte actora su confección y diligenciamiento. Regístrese, notifíquese y oportunamente al Sr. Fiscal Federal en su despacho.

Firmado por: ALICIA BIBIANA PÉREZ , JUEZ FEDERAL SUBROGANTE